LA HISTORIA DE UN SUEÑO

Estos centros de ocio, en una expansión espectacular en nuestros tiempos, deben su creación en su estructura moderna, al ingenio de Walt Disney.

Tras sus éxitos en la gran pantalla y la televisión con sus más conocidos personajes, (Mickey Mouse, Donald, Pluto, Goofy, etc.. ) y películas como “La Cenicienta”, Blancanieves, Dumbo, Bambi, etc.., comenzó a crecer en su mente una antigua idea, que arrancaba de sus tiempos infantiles, en las clásicas ferias que se han instalado de forma fija o itinerante históricamente en los pueblos y ciudades norteamericanas que visitaba con su familia.

Era su ilusión crear un lugar en el que la familia pudiese disfrutar en conjunto, en el que durante unas horas desaparecieran los problemas, creando un ambiente agradable y relajante.

La aceptación de sus películas y la popularidad adquirida por sus personajes, eran una base atractiva sobre la que empezar a trabajar, especialmente en el momento de diseñar atracciones que tuvieran un carácter temático.

Con el fin de crear un equipo especifico que se dedicara a las labores de diseño, ingeniería, arquitectura, financiación etc, en exclusiva para su nueva empresa, Disney creó la WED (Walter Elias Disney) Enterprise, que a partir de ese momento y de forma coordinada gestó y plasmó en la realidad cada una de las ideas que Walt Disney imaginó para su parque.

El deseo se hizo realidad en Anaheim, en el sur de Los Ángeles, el 17 de Junio de 1955.

El primer día resultó caótico por la avalancha de visitantes, (30.000 personas) en muchos casos con invitaciones falsificadas, que colapsaron el parque, y a los que se sumaron diversos fallos técnicos que dado el alto nivel de innovación de las atracciones y la saturación de visitantes resultaron normales.

Se había sentado la base de una de las mayores industrias mundiales del ocio, copiada una y otra vez a lo largo del globo.

El nacimiento de Disneyland, se llevo a cabo luchando contra sucesivas dificultades económicas que no permitieron desde un principio la compra de una mayor extensión de terreno, que sin embargo si fueron adquiridos por compañías y particulares que aprovecharon el éxito del parque para instalar todo tipo de negocios, algunos de baja categoría, que estropearon el área adyacente al parque.

Esta circunstancia, y la imposibilidad de realizar ampliaciones por falta de terrenos disponibles resultó frustrante para Disney, que se puso manos a la obra con el fin de encontrar una ubicación para un segundo parque en el que no encontrara problemas de expansión, y por otro lado, y también de importancia clave, donde pudiera permanecer abierto los 365 días del año a pleno rendimiento.

Tras analizar diferentes posibles ubicaciones, la decisión fue tomada, el lugar seria Florida.

Se reunían aquí las principales demandas exigidas, disponibilidad de terrenos a bajo precio, buena temperatura todo el año, buenas comunicaciones, y una población en expansión.

El primer escollo a salvar en este gran proyecto tuvo lugar en el despacho de Billy Dial, entonces presidente del First National Bank de Florida ( Hoy Sun Trust Bank, único banco con oficina en WDW). La petición era clara, Walt Disney necesitaba financiación para este basto proyecto, la petición tuvo una respuesta positiva.

El segundo gran momento en los inicios de la aventura, fue la entrevista con Martín Andersen, editor del Orlando Sentinel, que gracias a una indiscreción de su antiguo colaborador Billy Dial, tuvo conocimiento del proyecto.

Era absolutamente indispensable que esta información no viera la luz, para evitar la tan temida especulación sobre los terrenos, lo que conllevaría la inviabilidad de este.

Con este argumento, y en pos de los grandes beneficios que en un futuro el parque reportaría sobre la zona, se llego al acuerdo de no publicar noticia alguna hasta que el bloque más importante de las propiedades estuviera comprado.

La adquisición de los terrenos se realizó de forma progresiva y parcela a parcela, por medio de diferentes empresas ficticias (Latin American Development, Tomahawk Properties, Ayefour Corporatión, Compass East Corporatión, Reedy Creek Ranch, Bay Lake Properties, etc) con el fin de evitar la especulación y la subida de los precios; el propio Walt Disney se creo el seudónimo “Bill Davis” en algunas transacciones.     

A tal extremo se llevo la discreción en la operación, que la mayor parcela comprada de 3.352 Ha. fue adquirida al famoso senador Bud Bronson por 100 $ el acre (0,4 Ha), sin que este, tuviera conocimiento del destino final de su propiedad.

Muchos fueron los rumores que circularon aquellos días sobre la identidad del comprador secreto, algunos de ellos alimentados directamente desde la Disney con el fin de desviar la atención sobre algunas grandes empresas.

Se realizaron cientos de   adquisiciones que conformaron lo que hoy es un basto territorio de más de 70 km2 (Mayor que la isla de Manhattan, y 80 veces superior al tamaño de el Principado de Mónaco), en el que se encuentra el mayor parque temático del mundo.

Tomando como modelo Disneyland, reproducida en el MAGIC KINGDOM, la imaginación de Disney, siempre en actividad frenética, gestó una idea espectacular. Crear su concepto de la ciudad del futuro, EPCOT (EXPERIMENTAL PROTOTYPE COMMUNITY OF TOMORROW), que pretendía aunar en una ciudad todos los avances tecnológicos,  la educación y la  cultura al servicio de la humanidad, sirviendo de laboratorio experimental para la investigación de nuevas tecnologías.

El complejo DISNEY WORLD, contemplaba mucho más que los parques temáticos, circunstancia por la que se le otorgó la denominación  “World” (mundo). Expresando un  concepto “total” de oferta, que  incluía la creación de todas las infraestructuras necesarias para atender cualquier necesidad de los visitantes. De hecho, los parques no son nada más que la imagen visible de un gigantesco entramado que se mueve alrededor de este gran fenómeno de masas, y que transciende desde lo económico a lo sociológico, político o tecnológico.

Hoteles, restaurantes, zonas comerciales, bancos, estaciones de servicio, moneda, etc.. Iban a configurar el nuevo complejo.                                                                                           

El 15 de diciembre de 1966, muere Walt Disney a causa de un colapso circulatorio.

Este acontecimiento puso de manifiesto la dependencia que tenia la empresa de su creador y máximo impulsor, y las semanas posteriores al fallecimiento, la nave andaba sin rumbo, sin una noción clara de cual debía ser el camino a tomar.

Las riendas, como no podía ser de otra forma, las tomo su hermano Roy, que en último intento (su intención era jubilarse)   de finalizar el mayor sueño de Walt dijo la famosa frase: “¿Podemos hacerlo sin Walt?, no lo sabemos, pero intentémoslo, eso si, recordad no gastar ni un centavo más de los 125 millones de dólares”.

Como recuerdo y homenaje a su hermano, le añadió su nombre al nuevo parque WALT DISNEY WORLD, según sus propias palabras, porque este era realmente el mundo que el había creado, y era fiel reflejo de su persona.

En 1967, la legislatura de Florida dio su visto bueno final para el comienzo de las obras de Walt Disney World .

En un área pantanosa como el de Orlando, el primer handicap con el que se encontró la obra fue la redistribución del agua sin dañar el ecosistema. Más de 9.000 empleados participaron en la construcción del complejo y su coste total hasta el año de su inauguración en 1.971  fue de 400 millones de dólares de la época, unos 433 millones de euros al cambio actual.

Uno de los principales logros conseguidos por el Mayor General William Everett, como principal responsable de la construcción del parque, fue el acuerdo al que llego con los sindicatos implicados, que comprometió a estos a no realizar ninguna huelga hasta la finalización total del proyecto, todo ello a cambio de contratar únicamente a personal capacitado y sindicado.

Con el fin de crear una estructura de servicios independiente para el parque, en la zona sur se concentraron los diferentes departamentos de mantenimiento, lavandería, carpintería, pintura, electricidad, etc.. Y los comedores para el personal.

En el apartado de comunicaciones, la red telefónica de WDW, es también autónoma, y fue la primera instalación publica en la que se utilizo la fibra óptica dentro de un sistema de telefonía electrónica que fue pionero en el mundo, disponiendo además de dos canales de Televisión por cable, y de una “Linea roja” de satélite, que les permite una gestión total de sus comunicaciones.

En WDW se implantó por primera vez en Florida el 911 como teléfono general de urgencias.

Con la finalidad de dotar tanto a los restaurantes como a los comedores de personal, y ante la carencia que había en la zona de infraestructuras de este tipo, se construyó un gran centro de distribución de alimentos, que actúa como una lonja general. 

La uniformidad de los empleados, es una de las características emblemáticas en los parques Disney.

La uniformidad es temática, y va acorde al entorno en el que realiza su labor cada trabajador. Esta circunstancia, tiene como consecuencia, dado el número de empleados, que en WDW se encuentre el mayor ropero del mundo, que junto a los restaurantes, genera un volumen diario de  40.000 kgs. de ropa que pasa por las lavanderías.

 

     

 

LA ERA EISNER                                                                              

A mediados de los 80, tomo el control de la compañía, tras diferentes problemas, que llevaron a esta a unos resultados negativos, el tandem creado por Frank Wells y Michael Eisner, como presidente y presidente ejecutivo.

Michael Eisner tomo el control desde el primer momento, y tras el fallecimiento de Frank Wells en un accidente de aviación, el control fue total.

La toma del poder por parte de estos grandes magnates económicos, hizo temer por el futuro de una compañía que históricamente se había regido por las directrices que había marcado la memoria de Walt Disney.

Sin embargo, el tiempo demostró las muchas coincidencias existentes entre Disney y Eisner, y la facilidad con la que este último hizo suyo el espíritu de Mickey Mouse.

El aumento de la actividad cinematográfica, con la creación de las nuevas productoras “Touchstone Pictures” y “Hollywood Pictures”, con películas de gran éxito como “El Color del Dinero”, “Pretty Woman” o “Sister Act”, supuso una importante generación de recursos, más seguros que las películas de animación que tenían unos costes de producción mucho más costosos.

Se le dio un impulso importante al merchandising, completamente infravalorado en la compañía, y como resultado, solo en 1995, este apartado supuso 16,2  millones de euros.

El otro gran tema pendiente en la compañía era la reactivación de la producción de largometrajes de animación. Al fin y al cabo Disney es Animación, y la animación es Disney.

En 1989, se produjo el primer gran fenómeno de la nueva era. The Little Mermaid (La Sirenita), recaudó 87 millones de euros, que abrió las puertas a una nueva explosión de la animación “Made in Disney”.

“Alladdin” consiguió 217 millones de euros, Pocahontas, Dick Tracy y Who Framed Roger Rabbit (“Quien Mató a Roger Rabbit”), alcanzaron los 163 millones de euros y “El Rey Leon” estableció un nuevo récord cinematográfico recaudando 1,08 Billones de euros.

En un programado esfuerzo de coordinación cada uno de estos grandes éxitos estuvo acompañado de sus correspondientes espectáculos o atracciones en los parques, en algunos casos con inversiones verdaderamente multimillonarias, como ocurrió con la nueva atracción del Backlot Studio Tour “101 Dalmatas”, película de la que trasladaron los principales decorados desde Londres donde había sido rodada, en contenedores especiales de 42 toneladas, y en un contenedor especial de 22 toneladas que sirvió de maleta para el famoso coche de Cruela De Vil.

La utilización de los grandes éxitos en los parques, supone además de un atractivo añadido, un incremento espectacular en la venta de productos oficiales de cada una de las películas, gracias a las tiendas estratégicamente situadas de cada atracción.

En los últimos 10 años, la entrada en escena de Universal Studios en el mundo de los parques temáticos, y la competencia por liderar el mundo cinematográfico, ha supuesto un nuevo frente de tensión, con fichajes mutuos de personal, por medio de ofertas millonarias y grandes incrementos de sueldos por el trasvase de los mejores hombres de una a otra compañía.

A tal punto llegó esta tensión, que como detalle, en Universal Studios la atracción Jaws, basada en la famosa película “Tiburón”, mostraba unas orejas de Mickey entre los restos que flotaban en el agua tras el ataque del tiburón a una embarcación.

Otro factor coincidente entre la mentalidad de Walt Disney y Michael Eisner, es la defensa de que una vez que se toma la decisión de llevar a cabo un proyecto, este ha de realizarse “a lo grande” sin limitaciones económicas.

Ejemplos de esta forma de proceder en la Era Eisner son:

bullet

Disney MGM Studios,(Hoy Disney,s Hollywood Studios) con un tamaño similar a Magic Kingdom, costó en su primera fase 325 millones de euros. Con la mitad de atracciones de las que presenta hoy en día.

bullet

La renovación de Tomorroland, en 1994-95 costo 109 millones de euros.

bullet

Disney,s Animal Kingdom, presupuestado en 758 millones de euros, alcanzó un coste real de más de 2,163 billones de euros.

bullet

The Twilight Zone Tower Of Terror, costo en 1994 mas de 103 millones de euros.

bullet

Alien Encounter (Actual Stich Escape), llego a los 65 millones de euros en 1995.

 

En el caso de los proyectos más recientes, el West Side y el Disney,s Wide World Of Sports, supusieron una inversión de 109 millones de euros, y el complejo hotelero “Colorado Springs Resort” sobrepasó los 255 millones.

Por fin, el último proyecto en marcha, recupera uno de los grandes sueños de Walt.

Epcot, que según imaginó Disney, debía de ser la ciudad del futuro, nunca llego a serlo, ya que nadie ha vivido allí nunca.

Este proyecto irrealizado, fue retomado por Michael Eisner, con la construcción de  “Celebration”, una ciudad al estilo Disney en la que viven decenas de familias.

Casas con precios que oscilan entre los 173.000 €  1.100.000 €, y apartamentos en alquiler desde los 920 € a los 2.700€, conforman una ciudad de 20.000 habitantes dotada de todos los servicios públicos, los últimos diseños arquitectónicos y avances tecnológicos.

 

       

 

LA MAQUINA EMPIEZA A ANDAR  

Magic Kingdom abrió sus puertas el 25 de Octubre de 1971.

Aquel día, con una organización nunca vista en el Estado,  y bajo la atenta mirada de helicópteros policiales, y cientos de policías, preparados para el mayor de los colapsos, solo 9000 visitantes entraron en el parque, ante la mirada de 5.000 empleados sonrientes.

Muchos comentarios mantienen que esta  inauguración  “light” estaba premeditada directamente por Disney, con la intención de realizar un ensayo general con público real, y evitar de esta forma los problemas que se habían generado en la inauguración de Disneyland.

Lo cierto, es que el viernes siguiente al Día de Acción de Gracias, Walt Disney World vivió su verdadero bautismo de fuego.

200.000 personas colapsaron por completo todas las rutas de acceso, y el parque se vio obligado a cerrar sus puertas a media mañana.

La gran máquina había empezado a andar, y lo hacia con fuerza.

Dos meses después de inauguración, murió Roy Disney, con la satisfacción de haber puesto en marcha el mayor sueño de Walt.

EPCOT se inauguró en 1982.

Disney's MGM Studios (Hoy Disney's Hollywood Studios) abrió sus puertas en 1989

DISNEY'S ANIMAL KINGDOM lo hizo en 1999

 

 

                                                                                                                                                          

Principal | Arriba | HISTORIA | CURIOSIDADES | Consejos Prácticos | PARQUES | EVENTOS | ENTRETENIMIENTO | MAPAS | EN DETALLE | CRONOLOGIA | COMER EN DETALLE